"Es en sus primeros años de vida que el niño establece las bases de su vida y de su ser"

María Montessori

Nuestra filosofía

La filosofía que nos orienta se caracteriza por el ejercicio de la libertad personal, el respeto al ser humano y a su entorno, y la responsabilidad de las acciones individuales, de acuerdo a lo planteado por la doctora italiana, María Montessori, pedagoga y estudiosa de los campos de la antropología y la psicología y además, la primera mujer médico en Italia. Ella dedicó gran parte de su vida, gracias a sus diversos conocimientos en diversas áreas de la ciencia y a su amplia experiencia en el trabajo con niños, al desarrollo de una mirada diferente y holística de la educación .

El principal postulado filosófico de Montessori es un profundo convencimiento de la naturaleza biológica inquisitiva de todo ser humano, quien, desde su propia biología y desde su propia espiritualidad, necesita perfeccionarse continuamente para alcanzar todo su potencial humano, inherente, desde su nacimiento, a toda persona.

Las filosofías educativas del pasado no recalcaron la existencia de la niñez como una entidad en sí, esencial para la integridad de la vida humana, ni tampoco hablaron de la inusitada autoconstrucción del niño que la doctora Montessori había presenciado en sus salones de clases. Ella creía que la infancia no es meramente una etapa por la que se debe pasar en el camino hacia la edad adulta, sino que es “el otro polo de la humanidad”. Consideraba que el adulto dependía del niño, tanto como éste depende del adulto.

No debemos considerar al niño y al adulto como simples fases sucesivas de la vida, más bien debemos verlos como dos formas diferentes de la vida humana que están teniendo lugar al mismo tiempo y ejerciendo la una sobre la otra una recíproca influencia.

En 1948, la doctora expresa su convicción que la Humanidad sólo puede esperar una solución de sus problemas más urgentes, como la paz y la unidad, volviendo su atención y sus energías hacia el descubrimiento del niño y el desarrollo de las grandes potencialidades de la personalidad humana.